fbpx

Toyota cumple 55 años de presencia en Colombia

En 55 años, la marca japonesa consolida un camino exitoso y con un futuro aún más promisorio en el país.

Toyota es una de las marcas líderes y protagonistas en la historia de la industria automotriz colombiana y este año cumple 55 años de presencia ininterrumpida, periodo en el que ha contribuido con el crecimiento y la transformación de Colombia.

En 1967, importar vehículos al país parecía imposible por el alto costo arancelario, por eso es meritorio que la segunda generación de la familia Pfeil-Schneider sorteara la situación con una solución, osada para la época, pero que resultó muy efectiva: se encontró la manera de hacer un trueque que abrió las puertas del mercado, al cambiar café por camperos.

En ese entonces, el gremio cafetero buscaba entrar en el mercado japonés, que por esa época solo consumía té; entonces, lo que se acordó fue pagar un precio adicional para este producto a cambio del ingreso de los vehículos a Colombia.

Una historia inspiradora

Toyota patrocina actualmente la Selección Colombia Femenina de Voleibol.

Gracias a esa medida Toyota fue el primer fabricante japonés en llegar a Suramérica. Así se introdujo el legendario Land Cruiser serie 40, que se convirtió en la mayor competencia del Willys americano y hoy es la mayor referencia entre los conocedores del 4×4.

La apuesta de la familia Pfeil-Schneider fue tan exitosa que tiempo después la marca japonesa se alió con Renault para producir en volumen algunos de sus productos en la planta de Sofasa.

A lo largo de los años, Toyota se convirtió en aliado del campo colombiano, pues agricultores y ganaderos empezaron a comprar camperos y entonces, los paisajes nacionales comenzaron a conquistarse con vehículos 4×4 que arriaban ganado, cargaban fruta o transportaban café. La calidad y funcionalidad de los productos de la marca japonesa permitió acuñar la frase “a Toyota nada le pasa”, al no existir trocha, montaña o río que estos vehículos no pudieran dominar.

Con el innegable éxito que logró el modelo FJ40, Toyota alcanzó una era dorada, se consolidó una poderosa red de concesionarios, llegó luego la reconocida serie 55 y de ella se pasó a la 60; estas emblemáticas camionetas dieron paso a los conocidos “Burbuja” y más delante a los sedanes Corolla, Celica y Crown. Además, la marca introdujo importantes mejoras a sus productos en materia de tecnología, robustez, calidad y comodidad.

La investigación ha sido siempre parte de nuestra esencia. El verdadero diferencial de la marca se concentra en la capacidad de adaptación de los vehículos a cualquier medio que lo requiera y en su respeto por las personas y por el medio ambiente”, afirma Dino Tanaka, presidente de Automotores Toyota Colombia.

Un legado de calidad y servicio que se mantiene

Toyota también tiene una destacada faceta en las pistas.

Además de las cualidades de su tecnología, Toyota fue y es reconocida por su filosofía. Su portafolio de productos le permite competir en el mercado global, pero su respeto por las personas y por el planeta la impulsa a diseñar el camino hacia el futuro de la movilidad, con la consiga de que siempre existe una mejor manera de hacer las cosas.

Actualmente, tras 55 años de trayectoria en Colombia, la compañía trabaja desde seis desafíos que componen el Reto Medioambiental Toyota 2050 y propone acelerar el desarrollo de la nueva generación de vehículos, con la idea de reducir en 90% las emisiones de CO2 en los procesos de fabricación, llevar a cero las emisiones en el ciclo de vida de los vehículos, desarrollar piezas y materiales más ecológicos, generar alianzas con ONG para preservar la naturaleza e impulsar estrategias de optimización del agua, tales como la reutilización de agua lluvia y tratamiento de vertidos en su red de concesionarios, entre otros.

Esta celebración está llena de agradecimientos. En principio para nuestra red de concesionarios, son ellos quienes han llevado nuestra tecnología a todos los rincones de Colombia, son quienes reciben con una sonrisa a los clientes de la marca y les ofrecen lo mejor de la experiencia Toyota. Sin duda, son los protagonistas del éxito de nuestra trayectoria y esperamos servirles para que trabajen con ganas, sonriendo mucho y convencidos del equipo del que son parte.

En segundo lugar, a nuestros clientes. Trabajamos por su felicidad y agradecemos la confianza y lealtad que depositan en nosotros. Para Toyota las personas son primero y como prioridad nos impulsan a desarrollar vehículos que cumplan con sus necesidades y les ofrezcan experiencias de manejo seguras”, señala Federico Pfeil-Schneider.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.