fbpx

Aston Martin Cars celebra y cambia de imagen

El fabricante busca impulso para hacer que las cosas cambien para mejor.

Por: Julián Afonso Luis / @JAL69 (Twitter)

La empresa automotriz británica Aston Martin Cars Ltda, que se especializa en la fabricación de autos de lujo y alto rendimiento, recurre a la fórmula de generar impacto mediático con el fin de atraer atención hacia la gestión empresarial interna.

Recientemente, los responsables de la firma anunciaron recibir una importante inversión financiera de uno de sus socios, la empresa petrolera árabe Aramco, que se dedica a la fabricación de combustibles de alta tecnología y la extracción de crudo.

Aramco, cuyo 98% es propiedad del gobierno de Arabia Saudita, hace grandes inversiones para expandir sus actividades y aumentar su capacidad tecnológica más allá de los procesos de extracción. En ese sentido, la petrolera también se involucra de manera importante con el tema accionario de Aston Martin.

Voceros del fabricante destacaron el modo en que la inversión hecha por Aramco permitirá impulsar los planes corporativos y deportivos que la empresa desarrolla actualmente a mediano plazo.

Entre los proyectos a desarrollar está la creación y aplicación de planes de electrificación de su actual portafolio de productos.

Aston Martin también espera completar un importante proyecto de actualización de su actual infraestructura de producción.

Otros planes involucran la participación deportiva, lo que incluye terminar las nuevas instalaciones que usará el equipo de Fórmula 1, Aston Martin F1 Team.

Aniversario especial

Los dirigentes de Aston Martin aprovecharon su búsqueda de perfil mediático e hicieron coincidir esa necesidad con la celebración de cien años de presencia en el automovilismo.

La primera aparición oficial de Aston Martin en carreras se remonta a 1922, cuando la empresa se inscribió por vez primera en competencias de Gran Premio (antecesoras de la actual Fórmula 1), con un auto deportivo denominado Green Pea (guisante).

Para celebrar el centenario, Aston Martin Cars Ltda. hizo trasladar al circuito Paul Ricard, en Francia, al auto pionero de 1922, confiándolo al piloto titular del equipo de Fórmula 1, Sebastian Vettel, para dar una vuelta de exhibición el jueves pasado al Gran Premio de Francia.

El fabricante aprovechó el momento para mostrar un nuevo logosímbolo, que a partir de este año se usará en los autos fabricados por la firma.

La nueva imagen hace énfasis en las letras, engrosando su tamaño para infundir “fortaleza” al nombre y simplificando el diseño geométrico que se incluye dentro de las alas.

Es la octava vez que Aston Martin usa un nuevo logosímbolo. La última vez ocurrió en 2003, cuando la empresa dejó de ser propiedad de Ford Motor Company.

El primer logo de Aston Martin, con la “A” y la “M” combinadas en una geometría de matiz esotérico, se usó en 1920. La firma también aplicó nuevos logos a sus autos en 1927, cuando adoptó el tema alado. Desde 1930, el logo-símbolo evolucionó a partir del mismo tema gráfico, cambiando la forma de las letras y el diseño geométrico en el interior de las alas en 1932, 1954 y 1984.

A diferencia de otras empresas automotrices que cambiaron sus logos y logos-símbolos en fecha reciente, Aston Martin no hace ninguna alusión en ello a la electrificación o la hibridación.

Estrategia para crecer de Aston Martin Cars

La empresa espera en 2022 aumentar sustancialmente sus cifras de producción y ventas de vehículos de lujo, lesionadas desde 2020 a causa de la pandemia y, posteriormente, por la crisis de suministros en materia de chips y procesadores.

Un importante aval de la empresa es el utilitario crossover DBX, que recibió una calurosa acogida y del que se presentarán nuevas versiones en los próximos meses.

Aston Martin no niega la necesidad de migrar a la electrificación en breve, pero su gestión da un aval al uso de motores de doce cilindros en V, fabricados por Mercedes-Benz.

Recientemente Aston Martin anticipó que sus cupés de alto nivel tendrán una versión con motor V12, al menos hasta 2027. Otras versiones usarán trenes de mando híbridos, proporcionados por Mercedes-Benz y sus divisiones AMG y HWA.

Aston Martin también espera mejorar su actuación en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1, donde hasta ahora los resultados son decepcionantes.

En 2021, Aston Martin Cars compró el equipo Racing Point de Fórmula 1, que terminó en cuarto lugar en el Campeonato 2020. El año pasado el debut se saldó con un séptimo puesto en la clasificación por equipos y este año son novenos entre diez divisas participantes.

Otras áreas de negocio buscan crecer

Los responsables del equipo de Fórmula 1 esperan mudar sus actividades a una nueva sede, situada cerca de la actual, en Northamptonshire, Gran Bretaña. Esta infraestructura debería estar lista en 2024 y se espera, además, que opere como centro de investigación y desarrollo tecnológico para los Aston Martin que se fabrican en serie.

En paralelo, Aston Martin Cars espera mucho de su hiperauto Valkyrie. Este proyecto se desarrolló en conjunto con el equipo Red Bull Racing de Fórmula 1, cuando la firma británica era patrocinadora y socia técnica del team austríaco, pero se convirtió en un proyecto propio y exclusivo a partir de 2021, cuando ambas empresas se separaron.

Aston Martin alega que buena parte de la producción del Valkyrie (estimada en unos 60 autos) ya se negoció, confiando en iniciar las entregas de las primeras unidades muy pronto.

El sucesor del Valkyrie, el Valhalla de motor central y especificaciones algo menos extremas, ya se presentó y las entregas comenzarán en breve.

Otra rama de negocios que Aston Martin Cars espera desarrollar es la de los modelos históricos. Una reedición del cupé DB5 que se usó en las películas de James Bond se ha vendido con rapidez y lo mismo ocurrió con otra reedición del auto ganador en LeMans 1959.

También se espera generar más ingresos con la divisióm “histórica”; es decir, la encargada de restaurar, mantener y certificar los autos fabricados en más de 100 años de historia.

Precisamente de las razones por las cuales Aston Martin Cars decidió hacer la exhibición con el auto Green Pea de 1922 fue generar atención hacia su división de restauración y certificación de autos clásicos.

Por último, en las últimas semanas Aston Martin Cars ha anunciado cambios en su estructura corporativa, incluyendo el nombramiento de un nuevo tren ejecutivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.