fbpx

Auto eléctrico bate récord en Goodwood

El McMurtry Speirling, un ilustre desconocido, impuso nuevo registro de velocidad en el histórico trazado británico.

Por: Julián Afonso Luis / @JAL69 (Twitter)

La edición 2022 del tradicional Festival de la Velocidad, realizado en Goodwood, Gran Bretaña, tuvo entre sus atractivos y sorpresas la inesperada presencia de un auto de alta velocidad con tren de mando eléctrico, que asombró por su rendimiento.

El carro por ahora existe en ejemplar único y lo fabricó la empresa emergente británica McMurtry Automotive, que le dio el nombre de McMurtry Speirling.

El Speirling se presentó con una esbelta carrocería cupé hecha con paneles de fibra de carbono, que cubre una configuración monoplaza. El auto mide 3,5 metros de largo, 1,1 metros de alto y 1,7 metros de ancho.

La carrocería del Speirling tiene un marcado diseño aerodinámico, pero destaca por sus inusuales proporciones y por el modo en que estas se combinan con elementos como tomas de aire, alerones, apéndices y demás elementos funcionales.

McMurtry Speirling, inédito monoplaza

El interior del auto se configuró para un solo ocupante, quien se sienta en medio del vehículo para optimizar el balance del peso. El panel de instrumentos se concentra principalmente en el propio volante y aunque la concepción es minimalista, el auto ofrece aire acondicionado y cierta cantidad de aislamiento antirruido.

El detalle más notable del Speirling es que se trata de un auto eléctrico (EV) y el motor, además de impulsar al vehículo, activa una dotación de ventiladores que crean vacío aerodinámico y adhieren el chasis al piso mientras se rueda, mejorando su eficiencia.

Los fabricantes del Speirling mencionaron que este pesa algo menos de mil kilos y su motor desarrolla el equivalente eléctrico a 1.000 caballos de potencia, alimentados con una batería de 60kWh, de uso comercial, con 800v y fabricada en Canadá por Molicel.

La combinación entre poco peso, mucha potencia y gran eficiencia aerodinámica otorgan al Speirling un rendimiento sorprendente, tal como se vio en Goodwood.

Voceros de McMurtry señalaron que el Speirling necesita solo segundo y medio para alcanzar los 100 km/h y que su carrocería puede generar hasta 2.500 kilos de apoyo aerodinámico desde una velocidad muy baja, lo cual equivale a la eficiencia aerodinámica alcanzada por un monoplaza Fórmula 1 a partir de 250 km/h.

Las ruedas son de 19” y de perfil 40. Por su parte, los frenos son de discos con seis mordazas y el mayor nivel de ruido mecánico no lo genera el motor, sino los ventiladores.

No es un auto de carreras

El ingeniero Thomas Yates, Presidente y fundador de McMurthy Automotive afirma que el Speirling puede conducirse normalmente por la ciudad, como cualquier auto de serie, usando las mismas especificaciones mostradas por el prototipo en Goodwood.

Con el expiloto británico de Fórmula 1 Max Chilton al volante, el McMurthy pudo fijar un registro de 39,08” en el trazado de Goodwood, con lo que impuso nuevo récord para el tramo de velocidad de 1.860 metros de largo.

El registro anterior en Goodwood pertenecía a un auto de competición propiamente dicho: el Volkswagen ID.R (también eléctrico), que lo tripuló el piloto francés Romain Dumás y posee el récord para el ascenso al Pikes Peak (EE. UU.), la competencia en pendiente más importante del mundo.

Los datos oficiales del Festival de la Velocidad asignaron a Chilton y al Speirling un registro que mejoró en ocho décimas lo logrado por Dumas y el Volkswagen ID.R. Una diferencia remarcable en un registro tan corto, sobre todo considerando que cuando Dumas logró el récord, apenas pudo rebajar pocas décimas el registro establecido en 1999 por el alemán Nick Heidfeld en un auto de Fórmula 1.

Para dejar claro hasta qué punto el Speirling puede considerarse un carro “de calle”, Yates afirma que se producirán unos cuantos ejemplares para la venta.  Serán exactamente iguales al prototipo de Goodwood y su precio será superior al millón de dólares.

Queremos proporcionar algo que se pueda conducir por el centro de Londres y después entrar en una pista para batir récords”, reiteró Yates al presentar el auto en Goodwood.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.