fbpx

Boeing apuesta por el taxi volador

La multinacional aeronáutica invierte una gran suma de dinero en el proyecto.

Por: Julián Afonso Luis / @JAL69 (Twitter)

La empresa estadounidense Boeing, especialista en aviónica y fabricante de aviones de largo alcance, anunció su intención de invertir 450 millones de dólares en el desarrollo de un vehículo aéreo para transporte de personas y mercancías a baja escala.

Según informaciones difundidas por la agencia de noticias Reuters, la inversión permitió a Boeing tomar control de la empresa Wisk, que se dedica a desarrollar taxis voladores con motores eléctricos en bajos volúmenes.

La intención de Boeing es recurrir a su vinculación con Wisk para fabricar un vehículo volador con guía autónoma, sistema de despegue vertical y motor eléctrico (eVTOL, por sus siglas en inglés).

En Boeing aspiran concebir un eVTOL de precio competitivo, que pueda fabricarse en forma masiva y suministrarse a empresas que presten el servicio de taxi aéreo.

Actualmente, Boeing cree que existe una amplia posibilidad de desarrollo en el naciente mercado de los VTOL y eVTOL. En un momento en el que comienzan a surgir pequeñas empresas que aspiran fabricar este tipo de vehículos, Boeing planea producir de forma masiva para posicionarse con fortaleza y de inmediato, en lo que se presenta como un segmento de mercado naciente.

Hasta la Nasa tiene que ver con el asunto

El taxi volador eléctrico y autónomo de Boeing-Wisk se concibe con apoyo de la Empresa Nacional de Aeronáutica y Administración Espacial estadounidense (NASA, por sus siglas en inglés), lo cual podría ayudarles a conseguir con rapidez los permisos y homologaciones necesarios para operar de manera comercial.

Existen diferentes visiones sobre cómo se alimentarán los motores eléctricos de los futuros eVTOL de Boeing. En principio, usarán baterías recargables de ion litio y de estado sólido, pero el proceso de energizar las mismas aún debe definirse.

Según fuentes especializadas, Boeing maneja entre sus opciones recurrir a sistemas de recarga rápida en tierra. Otra opción prevé incluir la posibilidad de cambiar las baterías agotadas por otras totalmente cargadas, para reducir el tiempo de recarga.

Una tercera opción para energizar las baterías estudia el uso de tecnologías como la pila de combustible. Al mismo tiempo, parece que opciones como los paneles solares tienen menos posibilidades de formar parte del producto terminado.

Socio pequeño, pero con trayectoria

Wisk se atribuye el mérito de ser la primera empresa en volar un VTOL y en conseguir la correspondiente homologación en 2017. Actualmente la empresa trabaja en la sexta generación técnica de su taxi volador, que sería además la primera en usar motor eléctrico y un sistema de gestión de vuelo autónomo.

Al comprar Wisk, Boeing asegura en exclusiva toda la experiencia de este pequeño fabricante, establecido en Kitty Hawk, EE. UU. En forma paralela, Wisk como parte de Boeing, recibirá una importante inyección de dinero que le servirá para desarrollar su infraestructura.

La asociación con Boeing, además, permitirá homologar el nuevo eVTOL mucho antes de lo que le hubiese sido posible sin ayuda.

En principio, Boeing visualiza un nuevo negocio, el de las aerolíneas especializadas exclusivamente en el taxi aéreo. Los voceros de Boeing estiman más probable que esta nueva iniciativa comercial la manejen empresas independientes y emergentes, en vez de ser una extensión del negocio de las actuales aerolíneas de alcance nacional o intercontinental.

“El negocio del taxi aéreo será muy diferente al negocio de las aerolíneas”, precisó un vocero de Boeing, sin dar mayores detalles.

Fabricar eVTOL para que otros los compren y operen

Se espera que diversos fabricantes de VTOL y eVTOL comiencen, a partir de 2024, a ofrecer en el mercado sus propuestas. Boeing-Wisk podría estar entre ellas, pero los voceros de la empresa precisan que no están interesados en ofrecer la primera opción, sino la mejor, entre todas las que lleguen a este naciente mercado.

La idea del VTOL ha venido revolucionando el modo de pensar de diversos empresarios, ante la oportunidad comercial que ofrecerá la posibilidad de desplazarse por las ciudades sin padecer el tráfico automotor en calles y avenidas.

En el amplio portafolio de negocios y oportunidades que abrirán los VTOL está el alquiler de taxis aéreos con o sin chofer, el uso de estos vehículos para traslados de emergencia y sus aplicaciones en cuerpos de policía, bomberos, vigilancia, asistencia médica y servicios públicos diversos.

Al mismo tiempo, pareciera que los conceptos de movilidad eléctrica y los taxis aéreos son indivisibles, lo cual alimenta cada vez más el interés por los eVTOL, movidos con electricidad.

Un vocero de Boeing señaló que los eVTOL podrían representar la gran revolución de la industria de la aviación a mediano plazo. A la vez, la inversión en el desarrollo de eVTOL ayudará a introducir la tecnología del motor eléctrico en los aviones de tipo comercial, los helicópteros y las avionetas privadas.

En relación con estas últimas, una fuente externa señaló que la fabricación de VTOL y eVTOL desplazarán muy pronto a las avionetas y los helicópteros tradicionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.