fbpx

Toyota rechazó suscribir el acuerdo global de “cero emisiones”

El fabricante vuelve a advertir que el mundo “no está preparado” para migrar al EV de inmediato.

Por: Julián Afonso Luis / @JAL69 (Twitter)

Toyota Group insiste en que una migración acelerada hacia la tecnología del vehículo eléctrico (EV), tal como la plantean otros gigantes del automóvil, es una medida contraproducente que traerá grandes problemas globales.

Según voceros de la marca japonesa, la mayoría de las regiones habitadas del mundo “no están preparadas” para consumir vehículos “cero emisiones”.

En consecuencia, la empresa se negó a suscribir el compromiso global de eliminar totalmente en 2040 la producción de vehículos que usen combustibles fósiles.

El acuerdo “cero emisiones” fue suscrito en Glasgow, Gran Bretaña, por Daimler Benz AG, Volvo Cars, Ford Motor Company, Renault Group, Hyundai Motor Group, Stellantis Group y General Motors Company.

La llamada “Declaración de Glasgow”, conocida también como “promesa global de cero emisiones”, compromete a los fabricantes de vehículos automotores que la suscriban a dejar de producir vehículos que usen combustibles fósiles antes de 2040.

En fecha reciente, Volvo Cars acentuó sus reservas sobre la verdadera efectividad ambiental del EV, al afirmar que es más contaminante fabricar vehículos de este tipo, en comparación con los de tipo tradicional; sin embargo, la firma aceptó suscribir el acuerdo en Glasgow.

Varios países también suscribieron la declaración, incluyendo algunos de la Comunidad Económica Europea, Japón e India.

Dos tendencias opuestas de opinión

Además de Toyota, otro gran emporio automotor, el Grupo VW, se negó a firmar la Declaración de Glasgow, a pesar de tener una postura muy abierta hacia la masificación del EV.

Países como China y Alemania tampoco suscribieron el acuerdo, mientras que la posición de EE. UU., pese a mostrar adhesión a través de la oficina de gobierno del presidente John Biden, también se mostró renuente.

En declaraciones recogidas por la agencia de noticias Reuters, voceros de Toyota Group afirmaron que la empresa “está lista para acelerar y ayudar con la masificación de vehículos apropiados de cero emisiones” en esos países y mercados, “en los que existan infraestructuras de energía y carga, disposición del cliente y la coyuntura económica”.

Los mismos portavoces advirtieron que “en muchas áreas, como Asia, África y Medio Oriente, aún no hay un entorno adecuado para promover el uso de vehículos cero emisiones”.

En opinión de Toyota, “se requiere más tiempo para avanzar (hacia la electrificación absoluta de la actividad de transporte). Por lo tanto, es difícil para nosotros comprometernos a suscribir en esta etapa la declaración conjunta”.

Un boom asimétrico

En 2021, las ventas de EV aumentan de manera notable en Europa, China y EE. UU., gracias al incremento en la oferta, pero todavía los autos eléctricos representan un porcentaje muy pequeño en la totalidad del mercado de esos mercados.

En paralelo, en EE. UU., China, Europa y Japón, las empresas automotrices avanzan de manera individual, o a través de alianzas, con la instalación de redes de recarga, contribuyendo a la creciente popularidad del EV.

En medio del boom, los especialistas recuerdan que en otras regiones del mundo la migración hacia el EV y la masificación de las redes de recarga es mucho más lenta.

En África, según el medio Auto Blog, la migración hacia el EV solo progresa en Sudáfrica. Hasta 2020 solo se vendieron unas 1.500 unidades eléctricas en ese continente, donde habitan 1.200 millones de personas; además, tampoco hay redes de recarga.

Por su parte, en Suramérica la migración al EV también es lenta. Había menos de 18.000 vehículos 100% eléctricos registrados en la región hasta 2020 y la presencia de redes de recarga es muy limitada.

Empresas como el Grupo VW (que no suscribió el acuerdo de Glasgow) y Daimler Benz (que sí lo hizo), coinciden en afirmar que la migración hacia el EV cambia notablemente según la región.

Los directivos de Mercedes-Benz reconocieron que “en Europa la migración (hacia el EV) es acelerada, pero no sucede lo mismo en otros lugares, por lo que consumiremos combustibles fósiles por un buen tiempo y habrá que producir vehículos que los usen”.

Existen otras alternativas energéticas

El CEO del Grupo VW, Herbert Diess, apuntó que la solución para los lugares sin la capacidad de migrar al EV con la rapidez que lo hace Europa “pueden ser los combustibles sintéticos”.

Hay varias empresas automotrices que no se comprometen a apoyar los convenios que buscan acelerar la migración hacia el EV, pero todas coinciden en que actualmente la hibridación (combinación de las tecnologías de motor térmico y electrificación) es “la solución más adecuada”.

En Colombia, por ejemplo, la penetración de los llamados “vehículos ecológicos” (híbridos y eléctricos) aumenta espectacularmente en 2021, siendo justamente Toyota el líder de esta tendencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *