fbpx

Tenemos nueva Ford F-150 en Colombia

Ford Colombia ofrece la decimocuarta generación de la celebrada Serie F.

Por: Julián Afonso Luis / @JAL69 (Twitter)

Desde 1948, la F-Series ha sido un producto insigne en el portafolio de Ford Motor Company y desde 1980, la pick-up estándar de tipo F-150 es el vehículo más vendido en EE. UU. Dicho éxito se replica en otros países de Latinoamérica y alcanza a nuestro país, donde Ford Colombia acaba de presentar la 14ª generación de tan exitoso modelo.

Tras valorar las exigencias del mercado colombiano, Ford Colombia optó por ofrecer un portafolio compuesto por tres versiones: Lariat Sport, Platinum y Raptor, todas importadas desde EE. UU.

Las características de las nuevas F-150 fueron descritas por la Gerente de Marca de Ford Motor Colombia, Melissa Pantoja, quien explicó que “la Serie F es la camioneta más vendida en la historia, con 44 años consecutivos como líder en EE. UU. y líder en Colombia en su categoría.  La nueva generación llega a marcar diferencia, a trascender y llevar la experiencia de manejo a otro nivel”.

Pantoja agregó que esta nueva pick-up “se concibió para ser la F-150 más resistente y productiva de la historia, combinando su poderío y envergadura con un paquete tecnológico inédito y un diseño minuciosamente afinado. Tiene un motor EcoBoost V6 que se acopla a una transmisión automática de 10 velocidades. También hay siete modos de manejo y es el primer producto Ford que incorpora el sistema de infoentretenimiento SYNC 4”.

Los usuarios tradicionales de la F-150 encontrarán en el nuevo modelo las características de resistencia, rendimiento y funcionalidad que suelen definir a este producto en cada temporada, pero también se sorprenderán con un interior renovado, más equipamiento, superiores capacidades y funcionalidades hasta ahora desconocidas en una pick-up de este tipo.

Menos cilindros, pero más potencia

Décadas atrás, toda pick-up que se preciara, tenía un enorme y robusto V8 bajo el capó, pero los tiempos cambiaron y ahora un pequeño y eficiente V6 ocupa ese lugar; sin embargo, no hay que engañarse. El doble turbo y la tecnología EcoBoost permiten sacar 400 equinos de apenas 3,5 litros, que se convierten en 450 hp si se elige la versión Raptor.

Las actuales especificaciones del EcoBoost V6 apuntan 400 hp a 6.000 RPM, lo que significa 25 caballos más que la especificación antigua. Ahora el torque es de 500 libras/pie (677 Nm) a 3.500 RPM (40 Nm más que antes). Ello se debe a las mejoras en el sistema de inyección, que emplea dos inyectores por cilindro.  Uno de los inyectores es “directo”, pues alimenta al propio pistón, mientras el otro alimenta la entrada de aire. Así se obtienen las ventajas de ambos sistemas.

En comparación con las viejas pick-up de antaño, las nuevas F-150 no solo son más potentes, sino que permiten sacar más provecho a eso, gracias a una transmisión automática de diez velocidades con sistema Select Shift, conectada a las cuatro ruedas y la posibilidad de configurar hasta siete modalidades de conducción: Normal, Eco, Sport, Remolque, Arena/Barro, Resbaladizo y Sendero.

A nivel de bastidor, suspensiones y planteamiento dinámico, Ford creyó oportuno mantener un esquema que demuestra solidez y conformidad, agregando las mejoras necesarias para aprovechar el superior rendimiento del tren de mando y ofrecer mayores capacidades de carga, remolque y desempeño.

Cargada con todo tipo de detalles

La lista de amenidades y características que Ford incorporó a los Lariat Sport y Platinum es tan amplia que resulta difícil enumerarla, pero, simplificando mucho, se puede decir que la Lariat Sport se orienta al usuario deportivo y simplista, que al trabajar puede prescindir de los detalles de extra lujo propuestos en el nivel Platinum.

Las características estéticas de la 14ª generación incluyen un nuevo frontal, complementado con faros LED, parachoques rediseñados, guardabarros prominentes, rines de aluminio y el capó “Power Dome”. A partir de esto, la Lariat Sport, la Platinum y la Raptor incorporan parrillas, rines de aleación (de 20” en todas) y adornos específicos.

Un detalle que bien puede definir a estas nuevas pick-up son los dobles espejos retrovisores, que se repliegan automáticamente, tienen luces de posición, luces de aproximación y proyectores de iluminación de tipo LED. Solo para comenzar.

Las capacidades de iluminación no se limitan a los espejos. Las F-150 tienen una potente dotación de luces LED y en la versión Platinum eso supone luces inteligentes para iluminar las curvas. Así mismo, hay luces auxiliares y sistema antideslumbrante, para no molestar a otros conductores.

El espíritu que inspira la versión Lariat Sport y la diferencia de la Platinum se percibe en muchos detalles, como los estribos. En el modelo deportivo, estos son de tipo fijo y miden 6”, mientras en el modelo más refinado se repliegan automáticamente si no se necesitan; en todo caso, se pueden activar con solo abrir la puerta o, si el usuario tiene las manos ocupadas, activando un botón especial con el pie.

Refinamiento y funcionalidad

Otra característica de estas nuevas pick-up es que escalaron en su criterio utilitario. Ello se percibe en el escalón con elevación ajustable para abrir la compuerta trasera o en el modo en que el área de carga incorpora todo tipo de facilidades para amarrar objetos, colocar cosas y proteger el acabado. Incluso, la compuerta del platón se puede acondicionar como una verdadera mesa de trabajo.

Interiormente la Lariat Sport y la Platinum están a la altura de su monumental carrocería. Ello se percibe en los detalles de tapizado y acabado, pero también hay elementos que sobresalen, como la pantalla de 12” para controlar las funciones de infoentretenimiento o el impresionante sistema de sonido Bang & Olufsen, que en la Platinum y en la Raptor ofrece 18 parlantes, presentes hasta en los apoyacabezas.

Los asientos son todo un prodigio tecnológico, con múltiples capacidades de ajuste eléctrico, calefacción y otras amenidades. De nuevo, la Platinum eleva el listón al ofrecer hasta capacidad de masajes y la función Active Max, que literalmente casi convierten a los asientos frontales en cómodas camas.

Otros detalles de equipamiento incluyen una gigantesca consola central con capacidades separadas para guardar objetos pequeños, así como un área de almacenamiento oculta en el piso y, además, es posible plegar los asientos traseros para llevar objetos de gran tamaño.

Ford también hizo gran énfasis en la dotación de seguridad y en las ayudas de manejo. Así, se cuenta con seis airbags, cinturones inteligentes y numerosas capacidades, mientras el segundo aspecto se puede resumir diciendo que hay cámaras 360º, auxiliares y sensores para absolutamente todo, lo que resulta muy útil al dominar las colosales magnitudes de estos F-150.

La Raptor, caso aparte

La tarjeta de presentación de la Raptor, fruto de la intervención de la unidad Ford Performance, es su superior capacidad mecánica y la marca se encarga de hacerlo notar con elementos como el escape doble Matte-Black o la propia apariencia exterior del vehículo, que, por sí misma, la hace inconfundible y llamativa al máximo nivel.

Para aprovechar las superiores capacidades del tren de mando, la Raptor recibe importantes mejoras de suspensión que le diferencian claramente de sus hermanas. También cuenta con sus propios sistemas de gestión de conducción y con una verdadera colección de sensores y ayudas al manejo que permiten sacar máximo provecho a la generosa dotación tecnológica y mecánica.

Interiormente es difícil pensar que el impresionante nivel de dotación de la Platinum pueda mejorarse, pero ello ocurre en la Raptor, que posee asientos específicos, un diseño interior propio y acabados exclusivos, que van con el espíritu dinámico y extremo de esta versión.

Tantas son las diferencias entre la F-150 Raptor y sus hermanas y tantas son sus características específicas, que se podría redactar un tratado; sin embargo, se puede decir que, si la Platinum tiene todo lo que el conductor más exigente pueda imaginar, la Raptor, en cambio, tiene cosas más allá de lo imaginable. ¡Hasta un pequeño generador eléctrico auxiliar!

Ford Colombia coloca la F-150 en lo más alto de su portafolio, incluso sobre la Explorer ST. En consecuencia, el precio sugerido para la Lariat Sport es de $210.990.000. Si se elige la Platinum, el valor sube a $246.990.000 y quien quiera retratarse con una Raptor debe pagar $319.990.000. Esos valores aseguran todo lo que se pueda desear en una pick-up y explican por qué Ford es líder mundial en este tipo de productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *