fbpx

La infraestructura de red y la transformación digital del sector educativo

Un diseño adecuado y la calidad de componentes son vitales en este apartado.

Por. Selenita

En una institución educativa convergen infinidad de soluciones tecnológicas IP, como redes wifi y de videoconferencia, tableros interactivos, aulas digitales, salas de cómputo, laboratorios, escritorios virtuales, servidores de contenido y servicios de streaming, entre otras plataformas de hardware y software. Todas estas aplicaciones tienen en común la necesidad del uso de una red Ethernet.

Precisamente, un campus académico requiere de una red de alta eficiencia, debido a que de ella depende la calidad de los servicios que se ofrecen a los estudiantes y colaboradores. De hecho, una mala señal de internet puede ser la causa por la que una clase no se pueda dictar o un estudiante deje de completar un examen.

El bienestar de los estudiantes va muy relacionado con las prestaciones tecnológicas de la institución y estas dependen de un nivel óptimo de la red. En este mismo sentido, así como el acceso a internet es fundamental dentro del campus, también lo es que todos los sistemas funcionen eficientemente.

“El componente más importante de la red Ethernet es la infraestructura de cableado, pues es la base sobre la cual viajan los datos. Es por eso que la selección de la infraestructura de redes se debe hacer a conciencia. Para esta decisión, expresiones como cable es cable y cualquiera hace lo mismo, constituyen un error fatal”, señala Jaime Muñoz, Gerente de Cuentas para Colombia de Panduit.

 Decisión estratégica

Al planear una infraestructura de red, se decide sobre una solución que debe funcionar perfectamente, por lo menos durante 25 años. “Esta debe permitir de tres a cuatro actualizaciones de los equipos activos que conforman la red (switches), sin perder sus capacidades originales y manteniendo un rendimiento del 100%”, asegura Muñoz.

Para lograr que la infraestructura de red se mantenga en excelentes condiciones, incluso durante décadas, es necesario elegir cableado de alta calidad, por lo que es ideal elegir una infraestructura que soporte una amplia gama de servicios de red y que cumpla con los requisitos medioambientales y de reglamentación.

En este sentido, cuando se opta por un cableado estructurado de mala calidad, puede que la infraestructura funcione correctamente por un periodo máximo de seis años, pero luego se presentará lentitud en la red y se afectará la prestación de los servicios, hasta producir un colapso total.

Además, no tiene sentido, y tampoco es rentable, que un edificio requiera recablearse a los ocho o diez años debido a una infraestructura de red inadecuada.

Para que esto no ocurra, se recomienda: seleccionar un cableado de alta calidad, elaborar el diseño correcto e instalar bajo estándares certificados. El diseño permite optimizar rutas y espacios, lo cual se traduce en ahorro de presupuesto. También es importante que esté coordinado con la construcción y armonice con los demás sistemas electromecánicos del edificio.

Las empresas especializadas en este tipo de instalaciones se capacitan, cumplen las mejores prácticas de marca y garantizan el cumplimiento de las normas, con lo que aseguran la eficiencia de la infraestructura a largo plazo. En el caso de Panduit, por ejemplo, emite una garantía de 25 años, siempre y cuando el proceso de diseño e instalación estén a cargo de un integrador certificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *