fbpx

GM presenta su sistema de conducción autónoma

Ultra Cruise entrará al mercado estadounidense a través de la división Cadillac.

Por: Julián Afonso Luis / @JAL69 (Twitter)

GM Company se empeña en acelerar al máximo la puesta en el mercado de las características que definirán el auto del futuro a mediano plazo; en tal sentido, presenta su nuevo sistema de asistencia autónomo al conductor Ultra Cruise.

Según voceros de la marca, el sistema GM Ultra Cruise permitirá la conducción con manos libres “en el 95% de todos los escenarios de manejo”. En principio, tal recurso estará configurado para operar en toda la red vial de EE. UU. y Canadá, que serán los primeros países donde se ofrecerá comercialmente.

GM explicó que el sistema Ultra Cruise “cubrirá más de 3,2 millones de kilómetros de vías en su introducción formal, con la capacidad de crecer hasta más de 5,5 millones de kilómetros. Los clientes podrán viajar realmente sin mantener las manos en el volante a través de casi todas las vías urbanas y rurales públicas de Norteamérica.

El Vicepresidente Ejecutivo de Desarrollo de Productos Globales, Compras y Cadena de Suministro de GM, Doug Parks, expuso que “Ultra Cruise no es solo un cambiador de reglas en términos de lo que habilita. Es una experiencia de manejo de manos libres puerta a puerta y también una experiencia tecnológica, que desarrollamos integralmente en la corporación”.

Dos niveles de asistencia

En principio, el sistema de asistencia presentado por GM se concibió para instalarse en vehículos de tipo premium y convencionales. En el primer caso, se usará el nombre Ultra Cruise y Cadillac será la marca encargada de estrenarlo.  En el segundo caso se empleará la denominación Super Cruise, explicó Parks.

Gracias a lo que GM denomina “una arquitectura de cómputo escalable de cinco nanómetros”, que se puso a punto con el software Ultifi, se pudo añadir al sistema Ultra Cruise una serie de detalles, funciones, utilidades y prestaciones que operan en forma inalámbrica.

Entre las funcionalidades de Ultra Cruise están: proporcionar información basada en la experiencia de cada usuario con el sistema a través de una pantalla dinámica, reaccionar a los dispositivos de control de tráfico permanentes, emplear rutas de navegación internas; respetar límites de velocidad, cambiar de carril en autopista según solicite el conductor, girar en cualquier sentido a voluntad del conductor, eludir obstáculos en la vía y asistir las maniobras de estacionamiento en áreas residenciales.

Como otros sistemas de asistencia a la conducción, el GM Ultra Cruise cuenta con sensores, radares, láser de tipo LiDAR y cámaras que brindan una visualización periférica, de 360º.

Otro detalle interesante es que el sistema tendrá la capacidad de retroalimentarse con la información que recoja del medio ambiente, a modo de “aprendizaje”, lo cual permitirá detectar cualquier necesidad de actualización, una vez la información llegue a manos de GM en forma digital.

Simbiosis hombre-automóvil vía interfaz

La interfaz creada por GM para el sistema Ultra Cruise entrega información al conductor de manera constante y advierte en caso necesario para que este tome el control absoluto del automóvil. En teoría, la interfaz asegura que el sistema y el conductor reaccionen a los mismos estímulos.

Una pantalla dinámica, que se proyecta hacia el parabrisas frente a la línea visual del conductor, le permitirá concentrarse en lo que observe más allá del parabrisas, sin descuidar los parámetros funcionales del vehículo o del recorrido.

Con el fin de cumplir las legislaciones viales vigentes en EE. UU. y Canadá, el uso del sistema GM Ultra Cruise requiere la presencia constante de un conductor detrás del volante, aunque la persona no tenga el control del vehículo.

Precisamente, con el fin de mantener alerta al conductor y que esté dispuesto a tomar el control tan pronto el sistema determine que debe hacerlo, se desarrolló un sistema de cámara de atención al conductor, para enviarle los estímulos adecuados.

Una futura aplicación, actualmente en desarrollo, permitirá ver en la pantalla central de los vehículos equipados con Ultra Cruise (y solo cuando estén debidamente estacionados), una serie de datos útiles sobre los viajes realizados, su duración, la prestación e identidad del conductor y otra información relevante.

Inicialmente, Ultra Cruise se instalará en todos los modelos Cadillac a partir del año 2023 y complementará los actuales sistemas de asistencia al conductor, con y sin modalidades “manos libres”, que ya usa GM en sus productos.

Ultra Cruise no supondrá un costo adicional sobre el precio del vehículo y hará parte de su equipo estándar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *