fbpx

James Bond exhibe lo mejor de su repertorio vehicular

Inauguran muestra especial del agente secreto en un museo de Los Ángeles (EE. UU.)

Por: Julián Afonso Luis /@JAL69 (Twitter)

A la par con el inminente estreno cinematográfico de la película No Time To Die (Sin tiempo para morir, en Latinoamérica) un importante museo en Los Ángeles, California (EE. UU.), abrió una peculiar exhibición temática sobre el agente secreto.

Bajo el título “Bond In Motion” (“Bond en movimiento”), el Petersen Automotive Museum exhibirá a partir del 25 de septiembre una muestra conformada por una treintena de vehículos.

Algunas de las piezas pertenecen al propio museo y otras las cedieron temporalmente coleccionistas especializados en la temática Bond.

Seguramente la pieza más atractiva, entre las que conforman la muestra, es el submarino en fibra de vidrio que se creó a partir de un Lotus Esprit y que se usó en la cinta La Espía Que Me Amó, en 1974.

El vehículo se subastó hace pocos años y estaba en condiciones no funcionales desde que se fabricó. Su nuevo propietario lo restauró e intentó darle la operatividad que no tuvo cuando se construyó originalmente para la ficción de la pantalla grande.

Otra interesante pieza será una de las cuatro unidades DB5 que construyó Aston Martin Cars en Gran Bretaña para Goldfinger de 1965.

La unidad del Museo Petersen incorpora algunos de los accesorios exhibidos en el cine, pero en condición no operativa, al construirse para ser usada en las escenas de movimiento.

Los asistentes también podrán ver dos singulares vehículos proporcionados en diferentes épocas por Ford Motor Company: el Ford Mustang Mach I que se usó en la película Diamonds Are Forever y en 1971 el poco conocido Mercury Cougar convertible que Bond condujo en 1973 en To Your Majesty Secret Service, única película de la zaga que protagonizó George Lazenby.

No solo de autos vive el hombre

Además de varios autos que se emplearon en las escenas de acción en las películas de James Bond, la muestra “Bond In Motion” ofrecerá otras piezas vehiculares raramente exhibidas en público, también usadas por el agente secreto.

Una impresionante y esbelta supermoto de agua que empleó Roger Moore en For You Eyes Only (1977) preside una muestra en que también incluye un helicóptero Bell que salió en Thunderball, en los años 60.

La avioneta Cessna con motores a chorro que fue protagonista de excepción en el film A View To A Kill (1985) ocupará un espacio predominante en la sala.

Una motoneta oriental con motor especial, que hizo las delicias de los espectadores en Octopussy, también la incluyó el museo.

Otras motocicletas, aviones, artefactos voladores y varios gadgets usados por James Bond también se mostrarán en el Museo Peterson.

La exhibición incluye elementos pertenecientes a las más recientes películas de Bond, como el Aston Martin Vantage que condujo Daniel Craig en Quantum Of Solace.

Desde que la zaga de cintas de 007 comenzó en 1963 y hasta la actualidad, los productores consideran de particular importancia asociar al personaje con una gran cantidad de vehículos terrestres, aéreos y anfibios. Algunos de estos alardean de especificaciones extraordinarias y otros muestran características estrafalarias para consumo de la trama.

Voceros del Museo Petersen confirman que la muestra “Bond In Motion” puede preludiar otros eventos similares a mediano plazo, para celebrar los 60 años de vida de la franquicia, que a la fecha totaliza 25 producciones, todas muy exitosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *