fbpx

Ford reprograma estimados de producción de la F-150 Lightning

Los concesionarios siguen reportando una demanda inicial superior a la esperada.

Por: Julián Afonso Luis / @JAL69 (Twitter)

La división Ford Trucks de la multinacional Ford Motor Company se prepara para incrementar los estimados de producción iniciales de la pick up F-150 Lightning, modelo de gran tamaño y tren de mando eléctrico.

Según informaciones ofrecidas por la agencia Reuters, la estrategia de la empresa prevé aumentar el monto de la inversión hecha para fabricar la nueva pick-up eléctrica, a lo largo de sus tres primeros años de producción.

El proceso industrial iniciará en 2022, tal como anunció la propia marca cuando presentó la F-150 Lightning el pasado mes de mayo. En principio, la producción se estima en unas 15.000 unidades, según informaciones de Reuters.

Los incrementos en la producción se registrarán a partir de 2023, cuando se espera fabricar 55.000 unidades.

Un posterior incremento en la factoría, en 2024, aumentará la cifra a 80.000 unidades por año. Eso representaría aproximadamente 10% de las ventas totales de la línea F-Series, que entre todas sus versiones se produce a un ritmo de 800.000 unidades al año.

Hay rediseños en mente

A pesar de que aún no inicia el proceso de producción de la Ford F-150 Lightning, algunas fuentes periodísticas estadounidenses confirman que este producto recibirá un importante rediseño en 2025, cuando se espera aumentar su cadencia de producción a 160.000 unidades.

Desde que Ford presentó la F-150 Lightning oficialmente, sus concesionarios muestran gran interés en el producto y realizan una considerable cantidad de pedidos en firme.

A pesar del interés de los puntos comerciales, el incremento de la producción del nuevo modelo se registrará a partir de 2023. Vale recordar que, en principio, Ford estimó poner en el mercado 15.000 unidades Lightning en 2022 y unas 40.000 en 2023.

Una de las razones por las que los incrementos de producción se registrarán a partir de 2023 tiene que ver con la necesidad de cuantificar la inversión necesaria para aplicarlos.

Otro argumento se asocia a las dificultades que tiene actualmente la industria automotriz global para surtir sus inventarios de microchips y elementos electrónicos para vehículos.

Calidad y fiabilidad desde el inicio

Una tercera razón para aplicar incrementos de producción graduales tiene que ver con el deseo de Ford de no forzar los tiempos de llegada del modelo al mercado, tratando de reducir al máximo los problemas técnicos que siempre surgen al proponer un producto nuevo, en especial, con características técnicas radicales.

Actualmente, Ford registró un recall (llamado a revisión) de su primer vehículo eléctrico (EV) de gran tamaño, el crossover Mustang Mach-E, fabricado en México, y posteriormente surgieron problemas que retrasaron la producción del esperado utilitario deportivo Ford Bronco.

Al momento, los modelos Bronco, Bronco Sport y Mustang Mach-E registran volúmenes de producción inferiores a la demanda y Ford desea superar esta situación antes de comprometerse a fabricar la F-150 Lightning.

La voluntad de reducir lo más posible la cantidad de fallos iniciales en la producción de la F-150 Lightning parece convencer a Ford de prepararse para incrementar gradualmente la oferta del nuevo producto en un plazo de tres años, en vez de atender la fuerte demanda inicial del modo más rápido y completo posible.

Por otra parte, la escasez de microchips lesionó severamente la popular F-Series, obligando a Ford a aplicar cambios en su programa de producción y a almacenar unidades terminadas en sus patios, mientras recibe microchips y otros elementos eléctricos.

Más dinero para aumentar la producción

Según Reuters, Ford incrementó en 850 millones de dólares el presupuesto originalmente destinado a la producción del F-150 Lightning.

A su vez, el fabricante afirma tener aproximadamente unos 120.000 pedidos en firme para el nuevo producto.

En paralelo, se sabe que la marca intensificó negociaciones con los proveedores de baterías y de otros elementos específicos del F-150 Lightning.

Desde su presentación en mayo, la F-150 Lightning despertó grandes expectativas, al ser la primera pick-up de tamaño estándar totalmente eléctrica que propone la industria estadounidense.

A la par con los planes de Ford, se espera que a partir de 2022 el naciente segmento de pick-up EV de tamaño estándar se complemente con las ofertas de Rivian, GMC Hummer, Tesla, RAM Trucks, Chevrolet y GMC, que también preparan propuestas.

El mercado de pick-ups de tipo estándar es el más importante en EE. UU. desde hace más de cuatro décadas. Actualmente, los tres vehículos más vendidos en ese país son de dicho segmento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *