fbpx

Diez millones de Camry producidos en Estados Unidos

El popular sedán de Toyota alcanza un nuevo hito comercial.

Por: Julián Afonso Luis / @JAL69 (Twitter)

Voceros de Toyota of America reportaron alcanzar un hito singular, al completar la producción de diez millones de unidades de su popular sedán mediano Camry en Estados Unidos

Dicho modelo fue introducido originalmente en Japón hacia 1979, como una versión de tamaño compacto del entonces subcompacto Corolla y se denominó Corolla Camry, o Celica Camry, de acuerdo con el mercado.

Para la segunda generación (1982), el Camry encontró un espacio propio en la oferta de Toyota y se convirtió en su tercer producto de exportación masiva, luego de los todoterreno Land Cruiser y los sedanes Corolla, acentuando su configuración de sedán familiar de tres cuerpos con tracción frontal.

A partir de la segunda generación y hasta la actualidad (cuando Toyota tiene vigente la 12ª evolución), el Camry se convirtió en el segundo world car del grupo por volumen de ventas, después del Corolla. Como parte de su desarrollo como producto, aumentó sus proporciones y se convirtió en un sedán mediano.

Éxito que se replica en EE. UU.

Como respaldo al éxito de modelos como el sedán Corolla y su versión cupé Celica, el Camry se sumó al portafolio estadounidense de Toyota en 1983, por lo que recibió los mismos cambios evolutivos que se presentaban en Japón.

La creciente popularidad del Camry orientó a Toyota elegirlo en lugar del Corolla como su primer producto fabricado en EE. UU., cuando se concretaron los planes de construir una planta en Kentucky.

Los primeros Camry estadounidenses se completaron en mayo de 1988 y desde entonces las ventas del producto no dejan de colmar las expectativas de la marca.

La producción del Camry en Norteamérica ayudó al fabricante a posicionarse con cada vez más fuerza en el competido segmento de los sedanes estadounidenses de tamaño mediano, contra rivales domésticos como el Chevrolet Lumina y el Ford Taurus.

La producción doméstica del Camry también le permitió a Toyota posicionar su crecimiento en Estados Unidos de manera más sólida que Honda, que también desarrolló planes industriales en suelo estadounidense a través de su sedán mediano Accord.

Con el tiempo, las ventas de Ford y Chevrolet en el segmento de sedanes medianos de tracción delantera se disuelven, pero las del Camry se mantienen; de hecho, desde 1997 este último es líder de un peldaño de mercado que siempre se consideró tradicionalmente estadounidense.

Diez millones y el liderazgo

La mejor época del Camry en EE. UU. fue también corresponde con las mejores épocas del segmento de sedanes medianos en ese país; es decir, los años 90.  Para entonces Toyota registraba más de 400.000 unidades producidas de su sedán de tracción frontal con motores de cuatro cilindros o V6.

El éxito del Camry permitió a Toyota expandir su producción en Kentucky hacia otros modelos domésticos, posicionando mejor su presencia en EE. UU.

En la actualidad, el segmento de sedanes medianos ha cedido mucho terreno en la medida en que los usuarios han prefieren migrar hacia los utilitarios deportivos (SUV) y los crossover, pero el Camry todavía sigue bien posicionado.

En 2020, la fábrica de Georgetown, Kentucky, registró 294.348 unidades Camry ensambladas. Ello significa el liderazgo del segmento de sedanes y también lo convierte en el Toyota más popular en el mercado estadounidense, después del RAV4.

Desde 1988, el Camry es un sedán mediano de tracción frontal, competente, eficiente, bien armado y fiable, orientado a quienes buscan un valor seguro y duradero. Toyota actualiza técnicamente, pero no ha variado la mezcla de producto.

Además, el Camry fue uno de los primeros modelos del fabricante que recurrió a motores híbridos. En la actualidad esta versión representa casi 20% de la producción del modelo en EE. UU.

Lo que sí varió con el tiempo fue el cliente típico. En los años 90, el auto era el favorito de las familias y de quienes hacían largos viajes entre ciudades. Ahora parece que las preferencias se orientan hacia los taxistas y los mercados de flotillas.

El Camry también es un vehículo muy popular entre las empresas de rent-a-car, por su confiabilidad, facilidad de manejo y amplitud interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *