fbpx

Fit for 55: Europa exigirá cargadores rápidos cada 60 km

Esto hace parte de las exigencias del nuevo plan de la CEE para ampliar el uso de los vehículos eléctricos.

Por: Julián Afonso Luis /@JAL69 (Twitter)

La Comunidad Económica Europea (CEE) acaba de anunciar un plan de medidas dirigido a masificar el uso de autos eléctricos (EV) en el Viejo Continente.

El plan de acción, denominado “Fit for 55”, prevé ofrecer a los automovilistas más posibilidades de usar autos eléctricos sin las actuales limitaciones.

Dicho derrotero impondrá nuevos criterios de reducción de emisiones de escape para los vehículos que usen motores con combustibles fósiles combinados con sistemas híbridos.

El aspecto más llamativo del plan “Fit for 55” es la obligación de instalar puntos de recarga rápida en las principales vías de comunicación europeas (autopistas y carreteras de primer nivel) separados por un máximo de 60 km.

De acuerdo con ello, corresponde a las diferentes municipalidades establecer convenios con empresas fabricantes de EV o con proveedores del servicio de recarga rápida para que determinen en qué lugares deben ser instalados estos puntos de recarga y quién lo hará.

El plan también incluye incentivar el uso de EV con sistema de pila de combustible, por lo cual se impondrá la necesidad de instalar surtidores de hidrógeno separados por no más de 150 kilómetros entre punto y punto.

La meta es eliminar las emisiones por completo

“Fit for 55” tiene como objetivo reducir a cero las emisiones de CO2 que generen los vehículos automotores a partir de 2035, desde ese año se restringiría el uso de vehículos con motores de combustión, así sean híbridos.

Para el año 2030 se propone reducir en 65% el nivel de emisiones de CO2 de los vehículos con motor de combustión.

Otra de las propuestas que incluye el plan tiene que ver con la aplicación de mayores incentivos fiscales que persuadan a los automovilistas para migrar a los EV.

También se prevé aumentar las tasas de impuestos y de matriculación que deberán pagar quienes permanezcan fieles al uso de combustibles fósiles, con el fin de desincentivar su uso.

La cruzada para reducir las emisiones de CO2 que impulsará “Fit for 55” no se limitará a los automotores, con este plan la CEE también contempla regular el uso de otras fuentes generadoras de emisiones contaminantes, como sistemas de aire acondicionado, calefactores, compresores y sistemas de iluminación para inmuebles.

La publicación del plan prevé someter el proyecto a una última discusión que permita añadir modificaciones y hacer observaciones finales antes de aprobarlo.

En los últimos cinco años, las automotrices han hecho esfuerzos por mejorar el desempeño y la autonomía de los EV, pero la aceptación de estos en el mercado es relativamente baja y las ventas de vehículos ecológicos aumenta a expensas de las propuestas híbridas, que aún usan motores de combustión.

Los legisladores de las naciones que integran la CEE abogan por normativas que ataquen las causas que impiden la masificación de los EV, como la falta de redes de recarga rápida, el mayor precio de estos vehículos comparados con los híbridos y la violenta depreciación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *