fbpx

Añaden más potencia al SSC Tuatara

El auto más rápido del mundo se hace todavía más potente.

Por: Julián Afonso Luis / @JAL69 (Twitter)

La empresa norteamericana Shelby Super Cars insiste en permanecer en el centro de la atención con su veloz hiperauto deportivo Tuatara y por ello acaba de anunciar dos nuevas versiones, disponibles bajo pedido.

La primera versión se denomina Tuatara Striker (la que ilustra este artículo) y conserva las especificaciones mecánicas del Tuatara estándar. A esto se añade un rediseño exterior que incluye un alerón trasero fijo, capaz de triplicar los valores de apoyo aerodinámico que genera el auto estándar a 260 km/h.

El Tuatara Striker también tiene una distribución de pesos revisada, que coloca el 45% de la masa sobre el eje frontal y el 55% en el eje posterior.

La disponibilidad de más apoyo aerodinámico y la revisión del balance de peso en el Tuatara Striker mejoran sensiblemente el desempeño dinámico, pero el enorme alerón trasero y otras mejoras aerodinámicas también aumentan la resistencia al avance, por lo que la nueva versión es menos rápida.

Cuando la velocidad lo es todo

Además del Striker, SSC propone una ulterior evolución del Tuatara a la que denomina Agressor. Este modelo resulta de modificar el Tuatara Striker y potenciar su tren de mando con el fin de pasar de los 1.750 caballos estándar del motor a aproximadamente 2.200 hp.

El Tuatara Agressor también recibe un tratamiento para aligerar peso, a base de suprimir diversos accesorios y simplificar la dotación de su habitáculo.

También SSC especifica en el Agressor elementos exclusivos, como arneses de seguridad y pedales ajustables. Se pueden configurar todos los aspectos de funcionamiento del chasis y el tren de mando según las exigencias del usuario, tal como si fuera un auto de competición.

Las mejoras aplicadas al Tuatara Agressor lo convierten en un hipercar muy veloz, aunque, por el momento, SSC no declara cifras oficiales de rendimiento en cuanto a aceleración y velocidad máxima.

Sin embargo, las modificaciones hechas al Agressor lo elevan a otro nivel. El auto no puede rodar legalmente en las calles y tampoco se puede competir con él, porque no está homologado bajo ningún reglamento deportivo.

Con el tiempo, alguna de las mejoras que adopta SSC en el Tuatara Agressor podrían instalarse también en los Tuatara de menor nivel, pero al no poder conducirse legalmente en vías públicas, no puede considerarse un “auto de serie” y ello lo circunscribe a la categoría de prototipo.

No será un ejemplar único

SSC solo ha fabricado una única unidad del Tuatara, que ya fue vendida y fue la que registró el récord de velocidad para un automóvil producido en serie, en casi 452 km/h.

El único Tuatara existente sufrió un accidente mientras era trasladado al Estado de Florida para una nueva medición de velocidad, pero ya fue reparado y, según voceros de SSC, pronto será sometido a una nueva prueba de velocidad máxima con el objetivo de alcanzar los 500 km/h.

En paralelo, SSC precisó que la producción en serie del Tuatara comenzó. El cronograma prevé fabricar unas 70 unidades del modelo estándar, 30 unidades del Tuatara Striker y 10 unidades del Tuatara Agressor. Buena parte de este inventario ya está vendido.

Se desconocen los precios exactos de las tres versiones del SSC Tuatara, porque se ofrece al comprador una gran posibilidad de configuraciones y elección de materiales a nivel de rines, accesorios y acabados. En todo caso, el valor mínimo de entrada es de dos millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *