Ford evalúa revivir el nombre Thunderbird

El “pájaro del trueno” es uno de los emblemas más prestigiosos de la marca norteamericana.

Por: Julián Afonso Luis / @JAL69 (Twitter)

Reportes desde EE. UU señalan que Ford Motor Company evalúa volver a usar el nombre Thunderbird sobre un futuro producto que aparecería a mediano plazo.

Las especulaciones toman forma desde que algunos especialistas y medios locales confirmaron que en enero la empresa recurrió a las instancias legales correspondientes para renovar sus derechos sobre el nombre, el emblema y la marca.

La última vez que Ford usó el nombre y el emblema Thunderbird fue en un auto neoclásico cuyo estilo se inspiró en el biplaza original de los años 50 y que se fabricó entre 2002 y 2005.

Hasta el momento, ningún vocero de la empresa confirma la intención de volver a usar el nombre en un nuevo producto.

¿Qué tipo de producto sería?

Ford Thunderbird (1956)

La historia del emblema Thunderbird es de las más largas y arraigadas en Ford, pues el nombre y el logo se usaron de manera casi ininterrumpida entre finales de 1954 y mediados de 2005 en vehículos de serie.

Al mismo tiempo que el emblema Thunderbird es uno de los de mayor tradición en Ford, también es el que más se usó en productos diferentes, por concepto y orientación de mercado.

El nombre se utilizó por vez primera en un convertible biplaza, creado sobre el chasis del Ford estándar y que apareció en 1955. Buscaba competir con el deportivo Chevrolet Corvette y fue descrito por la prensa como un “auto deportivo para bulevares”.

En 1958 la gerencia de Ford decidió alargar el Thunderbird para convertirlo en un cupé cerrado de cuatro puestos. Ese año el carro vehículo una estructura unitaria y creó el segmento de los cupés de tipo personal, que sería el más exitoso de la industria durante la siguiente década.

La marca añadió una versión de cuatro puertas en 1967 y convirtió al Thunderbird en un auto de lujo, el cual compartió su estructura con el prestigioso Lincoln Continental Mark III, para ser una versión menos ostentosa de este.

Nombre con mucho pasado

Ford Thunderbird (1962)

En 1977, Ford decidió colocar el emblema Thunderbird sobre su cupé personal mediano (hasta entonces denominado Elite), con el fin de competir con el Chevrolet Monte Carlo de precio módico.

Muchos criticaron a Ford por “vulgarizar” el emblema, pero el producto fue un gran éxito y se produjeron más de 900.000 unidades en tres años.

En 1980, en respuesta a la tendencia mundial en torno a la producción de autos más pequeños, ligeros y menos consumidores de combustible, Ford creó un Thunderbird sobre la plataforma unitaria Fox de tamaño compacto. El carro resultó muy similar al Futura de precio bajo y sus ventas descendieron más de 70%.

Otro cambio de orientación llegó en 1983, cuando Ford añadió al Thunderbird una carrocería de formas aerodinámicas y diversas características de tipo europeo, para convertirlo en un cupé de alta tecnología, que incluyó un turbo.

En forma paralela, se fabricó una versión dirigida a los compradores tradicionales de cupés personales.

La receta del cupé personal perdió mucha popularidad en la década de los 90 frente a los utilitarios deportivos (SUV) y monovolúmenes (MPV), por lo cual Ford decidió no presentar un nuevo Thunderbird cuando el carro llegó al final de su ciclo como producto en 1997.

Luego de cuatro años de transición, Ford sorprendió en 2002 al vincularse en la moda por los carros neoclásicos, a través de un vehículo que se inspiró en el diseño original de 1955, considerado un ícono de colección desde hace varias décadas.

Sobran especulaciones

Ford Thunderbird (1972)

Como Ford, a lo largo de los años, usó el nombre Thunderbird en productos de diferentes tipos y precios, hace suponer que en esta ocasión considere aplicarlo sobre un crossover de tamaño mediano, posiblemente desarrollado sobre la plataforma agrandada del Mustang Mach-E, que tiene tren de mando eléctrico.

El nuevo crossover Thunderbird tendría, según especulaciones, el mismo sistema de propulsión EV del Mustang-E, pero al ser algo más grande ofrecería más espacio para pasajeros y equipaje.

Otra especulación sugiere que el fabricante podría utilizar el nombre para una versión simplificada de uno de los crossover o SUV que ahora produce Lincoln.

El nombre Thunderbird no será el único que Ford rescate de su historial, pues la empresa ya confirmó que volverá a usar la denominación F-150 Lightning para identificar una futura pick-up con motor totalmente eléctrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *