El “rent-a-car” trae a Citroën de regreso a EE. UU.

La marca francesa llega a la tierra de Tío Sam de un modo muy diferente.

Por: Julián Afonso Luis / @JAL69 (Twitter)

Tras muchos años de ausencia, la marca francesa Citroën y su conocido emblema del “doble chevrón” volverán a las vías norteamericanas, gracias a la iniciativa de una empresa especializada en el alquiler de automóviles sin conductor, vinculada al fabricante francés.

La compañía Free2Move USA (“Libertad para moverse”) es una de las sub-empresas del Grupo PSA, al cual pertenecía Citroën y que recientemente se asoció con el Grupo Fiat Chrysler para dar vida al mega-holding Stellantis.

Desde que se anunció la fusión Stellantis, había curiosidad por saber si ciertas marcas del Grupo PSA (como Citroën, Opel, Vauxhall, Peugeot o DS Automobile) volverían al mercado norteamericano. Por lo pronto, se confirmaría el regreso de la primera de ellas.

Free2Move está establecida en  Washington y opera principalmente en su homónima ciudad capital desde 2018, atendiendo el mercado del automóvil de alquiler con vehículos de la marca Chevrolet.

La estrategia de alquilar

Hasta ahora, Free2Move atiende a sus clientes del modo habitual; es decir, ofreciendo autos de tipo tradicional, pero la empresa decidió dar un paso hacia la movilidad sustentable y por ello ofrecerá a sus clientes autos de orientación urbana (city-car) con tren de mando totalmente eléctrico.

La solución la propuso la propia PSA a través de su marca Citroën, que desde hace tres años produce en Marruecos un city-car de diseño cúbico, con ruedas colocadas a los extremos y dos grandes puertas laterales. El estilo del automotor incorpora ciertos detalles que hace medio siglo definieron al popular utilitario Citroën Ami 6, del cual toma el nombre este micro-car moderno.

El Citroën Ami EV tiene la capacidad de transportar dos pasajeros y mide 2,41 metros de largo, 1,52 metros de alto y 1,50 metros de ancho. Lleva rines de 14” y pesa 485 kilos con batería incluida, sin pasajeros.

El motor del Ami EV desarrolla 6kW (el equivalente a unos 8 hp de potencia) y su batería tiene 5kWh de capacidad. El auto puede alcanzar una velocidad máxima de 45 km/h y, dependiendo de las condiciones de manejo, su autonomía ronda los 70 km.

Citroën ya ofrece el Ami EV en varios mercados europeos, a un precio cercano a US$7.500 y con la posibilidad de solicitar diversos colores y opciones de decoración exterior. Recargar totalmente su batería requiere tres horas con un cargador estándar.

En el mercado norteamericano, la única forma en que se podrá acceder a un Ami EV será a través del esquema rent-a-car. Las tarifas rondan los US$350 semanales con un límite de 800 kilómetros de recorrido y una tasa adicional por cada kilómetro extra, pero también se puede alquilar diariamente por US$50.

Una jugada al ritmo de los tiempos

Antes de ofrecer el Ami EV en alquiler, Free2Move acumuló experiencia con este vehículo en ciudades como Madrid (España) y Lisboa (Portugal). Además, Citroën ofrece el auto en venta en varios países europeos a través de su red de concesionarios.

Citroën fue muy conocida en Norteamérica a partir de la inmediata posguerra (1945) y su popularidad creció a partir de 1955, gracias al Citroën ID / DS. Otros modelos de esta marca, como el cupé Citroën SM, también se vendieron en EE. UU. en poca cantidad, pero la presencia disminuyó en los años 70, cuando se comercializaba el sedán CX.

Con el Ami EV, la marca francesa volverá a proponer los mismos valores de tecnología avanzada y futurismo que caracterizaron sus años de comercialización en Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *