A Lotus también lo seduce el lado eléctrico

Viene en camino una alianza con la unidad Alpine del Grupo Renault.

Por: Julián Afonso Luis / @JAL69 (Twitter)

Las declaraciones de diversos voceros de la empresa Lotus Cars (perteneciente a la multinacional china Geely Cars) a medios británicos, confirman su salto hacia un tren de mando totalmente eléctrico (EV).

Los planes se comenzaron a concretar desde 2018 y se desarrollarán a través de la creación de una nueva plataforma llamada Evolution, la cual desarrolla Geely en China.

El primer Lotus totalmente eléctrico saldrá al mercado hacia 2023 o 2024 y usará la plataforma Evolution. Luego, el fabricante pondrá la plataforma a disposición de otras marcas de Geely (posiblemente Volvo) y de otros fabricantes de autos.

Matt Windle, actual CEO de Lotus Cars, confirmó las informaciones al decir que “a finales de esta década tendremos un portafolio totalmente eléctrico”. El directivo añadió que la decisión se tomó al considerar “temas ambientales y en atención a la demanda de nuestros clientes”.

Otras fuentes aseguran que el fabricante recibirá diversos incentivos del gobierno británico por adoptar una estrategia corporativa totalmente orientada hacia la tecnología eléctrica.

En todo caso, tendrá un auto de gasolina

Lotus Cars está a punto de iniciar una nueva estrategia de producto que denomina Vision 80, la cual todavía estará sustentada sobre un automóvil tradicional con motor de combustión interna, el Emira, cuyo lanzamiento se realizará el próximo 6 de julio.

El nuevo Emira, que se desarrolló bajo el código Type 131, será el reemplazo de los Lotus Evora, Exige y Elise, que dejaron de producirse.

A finales de 2021 saldrá al mercado el hiperauto deportivo Evija, que será el primer Lotus con tren de mando totalmente eléctrico de la historia. Su precio rondará los US$ 2,5 millones y la empresa ya recibe pedidos para las pocas unidades que producirá.

El segundo vehículo EV que fabricará Lotus será un utilitario deportivo o un crossover, pero antes de que aparezca en el mercado Lotus distribuirá unidades Emira con tren de mando híbrido, desarrollado por Toyota y la división Lotus Engineering.

Más alianzas a futuro

Otro proyecto de electrificación en el que trabaja la marca de origen británico involucra a la unidad de negocios Alpine, del Grupo Renault, de Francia.

En la actualidad, Alpine tiene un único vehículo en su portafolio, el biplaza deportivo A110, que estará en el mercado hasta 2024. Luego se reemplazará por un nuevo deportivo totalmente eléctrico, en cuyo desarrollo se involucró Lotus.

A la fecha no se confirma si el futuro Alpine EV usará la plataforma Evolution de Geely o si será un modelo de desarrollo conjunto entre Geely, Lotus y Alpine, del cual cada marca ofrecerá su versión propia, diferenciadas en presentación exterior y equipamiento.

Según señaló Windle, Lotus se mantendrá fiel a su tradición de hacer vehículos de muy bajo peso cuando migre a la tecnología eléctrica. “El reto actual es que nuestros deportivos EV sean tan ligeros como lo será el Emira”. Extraoficialmente se especula que este deportivo pesará entre 800 y 850 kilos, según use carrocería abierta o cerrada.

La introducción del Emira permitirá a Lotus Cars aumentar su capacidad de producción en la fábrica de Hethel, Gran Bretaña, de las 1.600 unidades actuales a 5.000.

Los Lotus y los futuros Geely que usen la plataforma EV de tipo Evolution serán fabricados por Geely en Wuhan, China. Allí también se fabricará el futuro crossover de Lotus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *