Renault Duster no quiere ceder terreno

Renault Sofasa presentó importantes mejoras a su popular utilitario ligero.

Por: Julián Afonso Luis / JAL69 (Twitter)

Bajo el lema “comienza una segunda temporada”, la organización Renault-Sofasa acaba de presentar al mercado local una importante renovación en las especificaciones y características de su popular Duster, un utilitario deportivo ligero que tiene la intención de conservar su alto perfil comercial en la región.

Duster forma parte del proyecto que en su momento Renault denominó X90, lo cual significa que es el resultado de alargar, ensanchar y optimizar la base estructural de los sedanes subcompactos Logan y Sandero, con el fin de obtener un utilitario ligero (SUV) que ofrezca mayores bondades en cuanto a espacio, habitabilidad y funcionalidad.

La receta (además de bien ejecutada) se reveló comercialmente óptima en la región, al punto que la Duster original completó una exitosa trayectoria de nueve años, durante la cual se armaron 260.000 unidades, de las cuales 170.000 fueron exportadas a trece países.

Inicia un nuevo capítulo

Durante la presentación, los voceros de la marca explicaron que la nueva Duster usa una versión revisada de la plataforma original BO, llamada BO Plus.  Ello permite conservar las bondades ya conocidas del producto y optimizar algunos aspectos estructurales, en ingeniería de materiales, en soldadura, en armado y en otros aspectos, gracias a la experiencia de mantener tanto tiempo en producción la anterior entrega, y luego de invertir unos 80 millones de dólares para actualizar la planta de Medellín.

Sigue siendo la Duster un utilitario deportivo muy capaz, cuyas notables cotas de accesibilidad y habitabilidad para cuatro o cinco pasajeros se complementan con un espacio de hasta 475 litros para equipaje, fácilmente ampliable si se pliega el respaldo trasero. Los cambios han permitido actualizar la apariencia y también mejorar en numerosos detalles la propuesta general.

La mezcla de producto desarrollada ofrece seis versiones a partir de la combinación de dos opciones de motorización, dos tipos de tracción (4×2 y 4×4), dos propuestas de transmisión (manual de seis velocidades y CVT) y cuatro niveles de dotación (Zen, Zen Plus, Intense y Outsider).

Exteriormente, Renault quiso mantener las líneas maestras de diseño, pero nadie tendrá dificultades para diferenciar la nueva Duster, gracias a su nuevo diseño frontal, vistosas luces traseras, numerosos accesorios, rines de nueva impronta y a las mejoras aplicadas en áreas como equipamiento, acabados y presentación visual.

Dos motores para escoger

La primera opción es una planta motriz de 1,6 litros, que usan otros modelos de la ensambladora (como la nueva generación Logan y Sandero), la cual recibe mejoras para aumentar la potencia a 115 hp, con cierta reducción en los niveles de ruido y vibración.

El segundo bloque disponible es totalmente nuevo y reemplaza a la antigua unidad de dos litros. Desplaza 1,3 litros y levanta 154 hp a 5.250 rpm, siendo capaz de generar hasta 270 Nm de torque desde 1.800 rpm.

Es casi obvio decir que para sacar tanta potencia de un motor tan pequeño se requiere el apoyo de un turbo, pero resaltemos mejor que este motor fue concebido por Groupe Renault en cooperación con Daimler, por lo que también anima a nada menos que el Mercedes-Benz A200. Este antecedente anticipa que hablamos de un motor moderno, de buen rendimiento, con un funcionamiento y durabilidad a la altura.

Cuatro de las seis versiones de la Duster (incluyendo el tope de gama, Outsider) usarán el motor 1.3 y este será la única alternativa para quienes deseen tracción total. Lo mismo puede aplicarse a la transmisión automática, pues en la Duster 1,6 litros solo viene con transmisión manual y tracción frontal, en sus dos niveles de dotación.

Novedoso esquema comercial

Basta un análisis básico para entender que la mayor diferenciación entre las Duster de nivel menor y las versiones superiores se hace a través de elementos como la presentación, el equipamiento y los acabados en general.

Según el comprador desee invertir más dinero, podrá aspirar a una superior oferta de potencia y tracción, lo cual nos lleva del motor 1,6 al 1,3 Turbo. A partir de ahí se añaden detalles como rines de 16” o 17”, climatizador automático en vez de manual, control crucero, asistente de descensos, sensor para estacionar, cámara de reversa, pantalla táctil para el sistema de infoentretenimiento de 8”, mejoras en la presentación exterior, conectividad con Android Auto y Apple CarPlay, seis colores de carrocería, tapicería en tela y un largo etcétera.

La Duster presenta otras peculiaridades. Si se elige con tracción 4×4, el baúl pierde algo de capacidad, debido al espacio extra que ocupa el diferencial trasero.  Además, la caja CVT ofrece dos modalidades de operación, una automática y otra secuencial.

Si el conductor elije esta última tendrá siete velocidades en vez de ocho, pero esto es una simple sensación; el principio de funcionamiento de una caja CVT no se apoya en los engranajes tradicionales, sino en una correa que se desliza por una estructura cónica, según cambian las revoluciones.

Renault hizo esfuerzos en materia de seguridad, por lo que las seis versiones de la nueva Duster ofrecerán asistencia para arrancar en pendientes, frenos antibloqueo (ABS), control de estabilidad y control de tracción.

En todo caso, no se reportan asistencias como el sensor de cambio de carril o el detector de obstáculos frontales y la dotación de airbags solo aplica para conductor y pasajero delantero.

SUV con leyenda

El rango de precios de la nueva camioneta inicia en $59.900.000 y culmina en $81.000.000. Estos precios ahora incluyen el seguro (a través de Renault Seguro) y una eficaz cobertura posventa por dos años que puede ser alargada con convenios de “garantía extendida” o de mantenimiento.

Las garantías extendidas que ahora Renault incluye en el precio de la Duster no son obra de la casualidad, ni de un discurso publicitario. Tal como explicó Fabián Rodríguez, Director de Mercadeo de Renault Colombia, son resultado de la confianza que supone más de 70.000 kilómetros de pruebas en territorio colombiano y otros 230.000 km en el resto de Suramérica.

El Presidente y Director General de Renault-Sofasa, Matthieu Tenenbaum, remarcó la exitosa trayectoria comercial e industrial que ha tenido el Duster desde que comenzó a ensamblarse en Envigado en 2012; agregó que, con él, la marca celebrará 50 años de actividad industrial en Medellín, durante los cuales se han producido millón y medio de unidades.

La Duster es uno de los productos más importantes que Renault ha armado en el país y su relevancia industrial se apoya sobre un notable éxito comercial. Su mejor año, según recordó Tenenbaum, fue 2015, cuando sus ventas representaron por sí solas el 5,5% del mercado total.

Todavía, tras nueve años, la demanda de esta camioneta es muy alta. Ahora es el turno del nuevo modelo, que tiene todos los recursos para seguir con la historia de éxito, frente a una competencia que día a día se hace más numerosa y sólida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *