Ofrecen “ruido de escape” para el Tesla

Nueva modalidad en accesorios, ahora para autos eléctricos.

Por: Julián Afonso Luis / @JAL69 (Twitter)

La empresa norteamericana Injen Technology se promociona en redes sociales para vender un sistema especial que les permite a los propietarios de vehículos Tesla, con motor totalmente eléctrico, disfrutar la sensación auditiva que ofrecen los sonoros escapes de los vehículos con motor de combustión interna.

El accesorio (denominado “Exhaust Speaker” o “parlante de escape”) se acopla al motor del auto y transforma el sonido “electrificado” del automotor en otro mucho más estimulante.

El argumento comercial que promueve en redes sociales la empresa expone: “¿Cansado de no tener un auto rápido que haga broom-broom? No se preocupe más, porque tenemos ahora el parlante de escape para su (Tesla) Model 3”.

Al describir el accesorio, Injen explica que “se instala fácilmente en la parte inferior del auto y se entrega junto con la “punta” del escape, la cual se ajusta estéticamente a su auto, practicando una incisión en el parachoques (trasero)”.

Sonido para entusiastas

El “Exhaust Speaker” permite que el Tesla 3 emita el mismo sonido que genera un potente motor de combustión interna, pero también ofrece otras alternativas. En total, hay cuatro opciones, denominadas “V8 gutural”, “Aplaudido Civic”, “Nave espacial de los Supersónicos” y “el infame pitido”, que se seleccionan a voluntad desde el panel de instrumentos del auto.

El primero de los cuatro sonidos del “parlante de escape” imita a la perfección un rugiente motor V8, mientras el segundo evoca el exosto de un tranquilo automóvil sedán.

A su vez, el tercer sonido se inspira en el auto espacial de la serie de televisión futurista animada Los Supersónicos (The Jetsons) de 1962 y el cuarto es un pitido característico, asociado a motores de alta tecnología, gran potencia y de tono estridente.

Aunque el fabricante no lo afirma de manera expresa, el “Exhaust Speaker” puede adaptarse a otros vehículos con tren de mando EV.

No es la primera vez que un dispositivo que genere ruidos artificiales de escape en un EV es propuesto en la industria automotriz. La empresa alemana Porsche AG, por ejemplo, ofrece algo semejante en la versión de mayor rendimiento de su supersedán Taycan, la cual denominan con el calificativo “turbo” a pesar de que los motores eléctricos no pueden equiparse con sistemas de sobrealimentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *