fbpx

VIDEO: ofrecen un Batimóvil a precio “regalado”

Usa elementos de un Ford Mustang y tiene carrocería de fibra de vidrio.

Por: Julián Afonso Luis / @JAL69 (Twitter)

Para todos los fanáticos de Batman, el superhéroe murciélago, será una buena noticia saber que ahora es posible comprar, por un precio realmente atractivo, una réplica de uno de los Batimóviles más famosos de la zaga, el de las películas de 1989 y 1992.

La compañía norteamericana Z-Cars realizó una primera réplica del auto en 2012, instalando un motor Chevrolet V8 sobre la base estructural alargada de un Ford Mustang de 1965. Luego comenzó a producir réplicas en serie hasta que los propietarios de los derechos sobre Batman y sus accesorios lo impidieron.

Según reportan recientemente varios medios británicos, una de las réplicas de Z-Cars llegó de alguna manera a Gran Bretaña y ahora sale a subasta. El auto se encuentra en condiciones totalmente operativas, está debidamente matriculado y homologado para conducirse en vías públicas.

Entre los varios detalles que distinguen al vehículo se destaca su motor V8 con carburador de cuatro bocas, capaz de entregar 380 caballos. Tiene el volante instalado a la derecha (por estar acondicionado para el mercado británico), transmisión manual y panel de instrumentos totalmente funcional.

“Batiganga”

El precio inicial de la subasta es de US$28.000, pero varios especialistas estiman que el valor final del auto rondará los US$42.000, que sigue siendo muy atractivo, si consideramos que equivale al 0,5% del valor del Batimóvil original de 1966, creado por George Barris.

El auto que uso el superhéroe en 1989 fue concebido por el director Tim Burton para la película Batman, que significó el relanzamiento del personaje. En 1992 se usó nuevamente para la zaga Batman Returns (Batman Vuelve) y se caracteriza por sus impresionantes dimensiones exteriores, su diseño en torno a una enorme turbina central y el espectacular extremo trasero, con una tobera de propulsión a chorro.

Las unidades originales construidas para las películas de Burton aún existen: uno está en un museo y el otro hace parte de una colección privada; sin embargo, sus impresionantes líneas han inspirado a algunos creadores de réplicas, que no han podido producirlo masivamente debido a los derechos de marca existentes sobre el diseño exterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *