Alpine basará su futuro en la electrificación

La marca subsidiaria del Grupo Renault anunció acuerdos con la empresa británica Lotus Cars.

Por: Julián Afonso Luis / @JAL69 (Twitter)

Al hacer varios anuncios en torno a sus actividades industriales y deportivas a mediano plazo, la unidad de negocios Alpine Cars, perteneciente al Grupo Renault, anunció esta semana su intención de migrar a la tecnología eléctrica en sus vehículos de producción en serie.

El ingeniero Laurent Rossi, CEO de Alpine, explicó que la estrategia del Grupo Renault consiste en desarrollar tres divisiones, claramente diferenciadas, todas dependientes del grupo francés.  La primera de ellas sería Renault, que se encargaría de los productos de mayor volumen y operará principalmente desde Billancourt, Francia.

Por debajo se ubicará la Unidad de Negocios Dacia, para los productos “low cost” de la trasnacional con sede en Rumania y por encima se ubicará Alpine Cars, que se concentrará en el desarrollo de autos deportivos y opera en Dieppe (Francia).

“La nueva unidad Alpine conformará tres marcas, con tres visiones diferentes, para empoderar nuestros negocios en el área automotriz”, dijo Rossi.

En su explicación, Rossi manifestó que “la capacidad de nuestra planta en Dieppe, más la tutoría técnica que recibiremos de Renault, de nuestro equipo de Fórmula 1 y de la división Renault Sport, resaltarán a lo largo del proceso para crear un portafolio 100% electrificado”.

El CEO de Alpine agregó que “tendremos presencia en las pistas de competencia y en las vías del día a día, con una presencia auténtica, de alta tecnología, disruptiva y apasionada”.

Los planes de Alpine en materia de producto incluyen la creación de un segundo modelo para su portafolio, que será totalmente eléctrico (EV) y para ello la empresa llegó a un acuerdo de colaboración con la empresa británica Lotus Cars.

Marca con enfoque deportivo

Antony Villain, Director de Diseño de Alpine, expuso que junto con Lotus Cars “hemos realizado un complejo estudio de factibilidad para acoplar la ingeniería, el diseño y el desarrollo de un auto deportivo totalmente eléctrico, combinando nuestras capacidades en Dieppe (Francia) y Gran Bretaña”.

Parte del conocimiento que aplicará Alpine Cars en el desarrollo de su nuevo auto deportivo EV provendrá de otro acuerdo con Lotus, en este caso para incorporarse al Campeonato del Mundo de Fórmula E (la Fórmula 1 eléctrica) en un futuro próximo.

Otra parte de la experiencia técnica que espera aplicar Alpine al desarrollo de sus futuros productos provendrá del Campeonato del Mundo de Fórmula 1, en el cual la empresa participará desde este año con un equipo propio, denominado Alpine F1 Team, creado sobre lo que hasta diciembre pasado fue el equipo Renault Sport F1 Team.

Rossi y Villain explicaron que el nuevo monoplaza de Fórmula 1 se denominará Alpine A521, se producirá en la sede del equipo en Estone (Gran Bretaña), en la cual operó el equipo Renault hasta el año pasado y usará unidades de potencia turbo híbridas producidas por Renault Sport Racing, en Viry Chatillon, Francia.

Hasta el momento, Alpine mantiene en producción un modelo deportivo, con carrocería cupé y motor central, el A110S, que compite en el mismo segmento de mercado del Porsche 718 Cayman y se vende en torno a US$70.000. Se especula que el segundo auto, que tendrá propulsión eléctrica, competiría en el mismo segmento y sería el primero de su tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *