Patrullas Lamborghini Huracan salvan vidas

La policía italiana reporta otro nuevo milagro del superauto.

Por: Julián Afonso Luis /@JAL69

La semana pasada, un supercar Lamborghini Huracan perteneciente al Cuerpo Estatal de Policía de Italia cumplió el objetivo de recorrer los aproximadamente 620 kilómetros que separan las localidades de Pádova y Roma, en Italia, con el fin de brindar asistencia médica.

Según reportes oficiales del cuerpo policial, la unidad Lamborghini Huracan, perteneciente al cuerpo de operaciones especiales de la policía italiana, cubrió la distancia en dos horas, a una velocidad promedio de 229 km/h.

El objetivo del veloz traslado fue apoyar en un caso de trasplante renal, en el cual el donante se encontraba en una ciudad diferente a la del paciente, que recibió el nuevo órgano en Roma.

Los reportes precisaron que el tiempo estimado para cubrir la distancia en un vehículo normal y sin apoyo logístico de ningún tipo puede superar las seis horas, dependiendo del día y hora de la semana en que se cubra el trayecto.  “Con los Huracan podemos hacerlo en la cuarta parte de ese tiempo y a veces en menos” explicaron los voceros del cuerpo policial.

La Policía de Estado recurrió a las redes sociales con el fin de referir la hazaña, afirmando que “gracias a nuestra Lamborghini Huracan hemos transportado a tiempo el riñón de un donante para ser trasplantado a un paciente.  Para salvar una vida no hacen falta superpoderes; la solidaridad, la tecnología y la eficiencia ayudan”, manifestaron las autoridades.

Velocidad al servicio de la humanidad

La iniciativa del Cuerpo Estatal de Policía de Italia se remonta a inicios de este siglo, cuando fue aprobada la adquisición de dos unidades Lamborghini Gallardo LP500 para prestar servicios especiales a la empresa Lamborghini Automobili Spa.  El programa ha demostrado su valor con el paso de los años y se mantiene en el tiempo.

Actualmente, el cuerpo de operaciones especiales del Cuerpo Estatal de Policía de Italia cuenta con varias unidades Lamborghini Huracán, con una velocidad máxima declarada de 325 km/h y una capacidad de acelerar hasta los 100 km/h desde la inmovilidad en menos de tres segundos.

Las unidades Lamborghini (con un costo unitario en torno a los US$200.000) han sido confiadas a conductores especialmente entrenados para conducir a altas velocidades por vías públicas y su uso es posible gracias al diseño de una cuidadosa logística que comunica vía radio a diversos patrulleros y puntos de control la llegada del vehículo para que detengan el tráfico, abran camino y permitan su veloz desplazamiento.

Entre el equipo especial que se ha instalado en las patrullas Huracan hay un compartimiento refrigerado en el baúl frontal, expresamente concebido para trasladar órganos y medicamentos. Dicho espacio es totalmente hermético, fácil de esterilizar y se ha dispuesto de tal forma que evite al máximo las vibraciones y sacudidas que puedan dañar su contenido.

Las unidades Huracan – Police son pintadas en un tono especial de azul, con decoración específica y la palabra “pólice” en los laterales. Cuentan con luces específicas en el techo, computador a abordo conectado a internet, sistema de rastreo satelital GPS, equipo antimotines y sistemas de iluminación especial.  También disponen de sirenas, un botiquín de primeros auxilios y otros aditamentos especiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *