Infraestructura, nuevo reto para la transformación digital

Aunque las inversiones en tecnología de las empresas aumentan en forma constante en los últimos años, particularmente en conectividad, digitalización y automatización de procesos, uno de los aspectos relegados es la infraestructura de redes y comunicaciones, que resulta clave para culminar los procesos de Transformación Digital que muchas de ellas han emprendido.

“Como parte de sus procesos de transformación digital, últimamente muchas empresas han implementado proyectos relacionados con Inteligencia Artificial (IA), Internet de las Cosas (IoT) y otras tecnologías. Esto ha hecho que sus volúmenes de información aumenten de forma considerable y que la infraestructura con que cuentan las empresas no sea apta para estos nuevos escenarios”, señala Juan Pablo Borray, gerente de desarrollo de negocios para Latinoamérica de Panduit, empresa que opera en 112 países y que lleva 65 años creando soluciones avanzadas de infraestructura física, eléctrica y de red para entornos empresariales.

Consultoras como IDC y Gartner calculan que solo en temas de IoT, las inversiones de las empresas en el mundo ascenderán a US$ 745.000 millones este año y que para el 2025 serán 80.000 millones de dispositivos de todo tipo los que estarán conectados a las redes, si bien ello permitirá que las empresas avancen en materia de transformación e innovación, también creará nuevas exigencias por la gran cantidad de datos que se generarán.

Borray compara el funcionamiento de las empresas con el cuerpo humano: “En el cuerpo están todos los órganos, pero ¿cómo es que llega la sangre hasta el último rincón del cuerpo? Lo que deben entender los empresarios es que por más sanos que estén los órganos, si las venas y arterias que se encargan de llevar la sangre a todo lado no funcionan bien, pues nada va a funcionar bien”.

“Es un error frecuente de las empresas preocuparse mucho por los dispositivos que se conectan y pensar que todos los cables son iguales. Los empresarios deben pensar que la infraestructura es uno de los componentes que menos costo tiene para las empresas, pero, a la vez, es uno de los elementos que más atención requieren, porque van a perdurar durante muchos años”, afirma el directivo.

Una red integral

Entre los principales cambios que deben considerar las empresas en relación con sus redes está el hecho de que las redes han evolucionado y ya no es necesario tener una red para la electricidad y otra para los datos. Las soluciones actuales permiten que una red suministre en forma simultánea datos y energía, ello resulta más eficiente y menos costoso para las empresas.

Cuando una organización está inmersa en un proceso de transformación digital, debe considerar en primer lugar sus necesidades y evaluar tempranamente si la red con la que cuenta está en capacidad de soportar los nuevos retos o si, por el contrario, es necesario cambiar su infraestructura. La brújula debe orientarse por los objetivos que se persiguen y definir exactamente el punto de llegada.

“Todos los procesos de transformación digital que han adelantado las empresas tienen como fin principal hacerlas más innovadoras. Temas como la automatización y la domótica hacen que los trabajadores puedan hacer mejor sus labores, se sientan más a gusto en sus trabajos y sean más productivos. Es hora de que las empresas mejoren su infraestructura de redes y le proporcionen nuevos elementos de bienestar y eficiencia a sus colaboradores”, concluye el gerente de desarrollo de negocios de Panduit para Latinoamérica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *