BMW Vision M NEXT, una mirada al futuro

En el futuro inminente se fundirán y coexistirán conceptos como conducción autónoma, conectividad, movilidad eléctrica y servicios, todo ello integrado en el acrónimo ACES, por las siglas en ingles de Autonomous Driving, Connectivity, Electrification y Services), por lo tanto BMW materializó su visión de ese panorama en dos modelos: BMW Vision iNEXT, presentado el año pasado, y el nuevo BMW Vision M NEXT, que acaba de ver la luz.

BMW vision futuro_2.jpg

Lo primero para decir del nuevo concept de BMW es que da indicios de lo que será la evolución estética de la submarca M, en forma de un llamativo deportivo electrificado. Dentro de unos años, el conductor podrá elegir si desea conducir el auto (modo Ease) o si prefiere que este viaje en modo autónomo (Modo Boost).

BMW vision futuro_3.jpg

Importante añadir que BMW cree que el auto dejará de ser un simple medio de transporte para evolucionar a un entorno de relajación, interacción, entretenimiento y concentración. En todo caso, los más puristas no tendrán de qué preocuparse, pues los vehículos permitirán experimentar nuevos aspectos de la dinámica de conducción.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En cuanto a la estética, hay reminiscencias de modelos como el BMW Turbo, el BMW M1 y el BMW i8; partiendo de un diseño de silueta baja, con puertas de tipo “ala de gaviota” y con unidades ópticas Laser Wire, tecnología que recurre a fibras de vidrio recubiertas con fósforo. Al mejor estilo de los más modernos smartphones, este vehículo cuenta además con reconocimiento facial para facilitar el acceso y todas las funciones al conductor.

BMW vision futuro_7.jpg

Por su parte, el habitáculo luce tan futurista como minimalista, en donde los oscuros tapizados de fibras sintéticas tejidas en color Midnight Blue ofrecen la sensación del más fino cuero. Fundas integradas en los asientos recubren una revolucionaria espuma que tiene la propiedad de mantener la memoria de la forma, por lo que ofrece máxima comodidad y soporte.

BMW vision futuro_8.jpg

La interfaz hombre/vehículo se denomina Boost Pod y es la encargada de unificar todas las opciones de control e información en tres niveles visuales directamente en frente del conductor. En primer plano está el timón (más cercano a un accesorio de un videojuego que a uno real), asistido por dos pantallas pequeñas. Más atrás se ubica una pantalla de vidrio curvo que enmarca toda el área del volante y, finalmente, el tercer plano lo integra un Head-Up Display de realidad aumentada en el parabrisas.

BMW vision futuro_9.jpg

Este vehículo híbrido eléctrico enchufable (PHEV) cuenta con un motor eléctrico en cada uno de los ejes, a los que se suma un propulsor de gasolina de cuatro cilindros, que puede enviar toda la potencia directamente a las ruedas traseras; con una potencia conjunta de 600 hp, este bólido puede acelerar desde la inmovilidad hasta los 100 km/h en apenas tres segundos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *